Contenidos

Redes sociales




Gonadotropinas


Gonadotropinas
Lugares de generación de gonadotropinas
en la mujer (click para ampliar)
Las gonadotropinas son hormonas secretadas por las células gonadotropas de la hipófisis (glándula pituitaria) de los vertebrados, que intervienen en la función de las gónadas (testículos y ovarios) y regulan diferentes etapas de la reproducción.

Tipos de gonadotropinas


Las dos principales gonadotropinas son la hormona luteinizante (LH) y la hormona estimulante del folículo (FSH). Ambas hormonas constan de dos cadenas peptídicas (una cadena alfa y una cadena beta) unidas por enlaces de hidrógeno y fuerzas de Van der Waals. La LH y la FSH comparten cadenas alfa casi idénticas, mientras que la cadena beta proporciona la especificidad para las interacciones con los receptores.

Una tercera gonadotropina humana es la gonadotropina coriónica humana (hCG), producida por la placenta durante el embarazo.

Mecanismo de actuación


Los receptores de la gonadotropina están integrados en la superficie de las membranas celulares objetivo y acoplados al sistema de proteínas-G. Las señales activadas por la unión de los receptores son transmitidas dentro de la célula por el sistema de segundo mensajero del AMP cíclico.

Las gonadotropinas se liberan bajo el control de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH) desde el núcleo arqueado y la zona preóptica del hipotálamo. Las gónadas (los testículos y los ovarios) son los principales órganos diana de la LH y la FSH. Las gonadotropinas afectan a muchos tipos de células y obtienen múltiples respuestas de los órganos diana. La LH estimula las células de Leydig de los testículos y las células teca de los ovarios para que produzcan testosterona (e indirectamente estradiol), mientras que la FSH estimula el tejido espermatogénico de los testículos y las células granulosas de los folículos ováricos.

Enfermedades debidas a la gonadotropina


La deficiencia de gonadotropina debida a enfermedad de la pituitaria provoca hipogonadismo, que puede conducir a la infertilidad. El tratamiento consiste en administrar gonadotropinas, que pueden funcionar como medicamentos de fertilidad. Estas gonadotropinas de los medicamentos pueden obtenerse mediante extracción y purificación a partir de la orina o bien mediante ADN recombinante.

El fallo o la pérdida de las gónadas por lo general tiene como consecuencia que aumenten los niveles de LH y FSH en la sangre.