Contenidos

Redes sociales




Hormona luteinizante (LH, lutropina)


Hormona luteinizante
Pico de hormona luteinizante
en la ovulación (click para ampliar)
La hormona luteinizante (también conocida como lutropina, y abreviada como LH) es una hormona gonadotropina producida por la glándula pituitaria anterior.

En las mujeres, un aumento acusado de la LH (pico de LH) desencadena la ovulación. En los hombres, estimula a las células de Leydig para que produzcan testosterona (por lo que se conoce también como hormona estimulante de las células intersticiales, ICSH).

Los niveles normales de LH son bajos durante la infancia. En el hombre adulto, el nivel normal de LH está entre 7 y 24 mUI/ml. En las mujeres, durante los años reproductivos los niveles típicos son de 5-20 mUI/ml, mientras que después de la menopausia son más altos. También hay niveles altos durante el pico de LH que da lugar a la ovulación y que dura unas 48 horas.

ESTRUCTURA DE LA HORMONA LUTEINIZANTE


La LH es una glucoproteína compuesta de dos subunidades: la subunidad α-(α-LH) de 92 aminoácidos y la subunidad β-(β-LH) de 121 aminoácidos. La subunidad β es específica de la LH. La subunidad α-, por el contrario, está presente en otras hormonas: la hormona estimulante del folículo (FSH), la gonadotropina coriónica humana (hCG) y la tireotropina (TSH).

GENÉTICA DE LA HORMONA LUTEINIZANTE


El gen de la subunidad alfa se encuentra en el cromosoma 6q 12.21. El gen de la subunidad beta está localizado en el grupo de genes LHB/CGB del cromosoma 19q 13.32. En contraste con lo que sucede con la actividad de los genes de la subunidad alfa, la actividad de los genes de la subunidad beta se limita a las células gonadotrópicas de la pituitaria.

Este proceso se regula mediante la hormona liberadora de gonadotropina desde el hipotálamo. La LH es secretada por la hipófisis anterior, estimulada por la hormona liberadora de gonadotropina. La inhibina, la activina y las hormonas sexuales no afectan a la actividad genética para producir subunidad beta.

FUNCIONES DE LA HORMONA LUTEINIZANTE


Tanto en los hombres como en las mujeres, la LH es una hormona esencial para la reproducción.

En hombres
En el hombre, la LH actúa sobre las células de Leydig del testículo y se encarga de la producción de testosterona, un andrógeno que ejerce actividad endocrina y actividad intratesticular (como la espermatogénesis).

En mujeres

En el momento de la menstruación, la hormona estimulante del folículo (FSH) inicia el crecimiento folicular, que afecta específicamente a las células granulosas. Con el aumento de los estrógenos, los receptores de hormona luteinizante se expresan también en el folículo que madura, produciéndose un aumento de estradiol. Finalmente, en el momento de la maduración del folículo, el aumento de estrógenos (por vía hipotalámica) conduce a un efecto de "retroalimentación positiva", provocando una liberación de LH durante un período de 24 a 48 horas. Este "pico de LH" desencadena la ovulación, no sólo liberando el óvulo sino también iniciando la conversión de los folículos residuales en un cuerpo lúteo que, a su vez, produce progesterona con el fin de preparar al endometrio para una posible implantación. La LH es necesaria para mantener la función lútea durante las dos primeras semanas.

En caso de embarazo, la función lútea se mantiene más por la acción de la gonadotropina coriónica humana (una hormona muy similar a la LH). La LH apoya a las células de la teca en el ovario, que proporcionan andrógenos y los precursores hormonales para la producción de estradiol.

Kit predictor de ovulación


La detección del incremento de hormona luteinizante es útil para las mujeres que quieren saber cuándo se produce la ovulación. La LH puede ser detectada mediante un kit de predicción urinaria (OPK o LH-kit) que se realiza diariamente en el momento en el que cabe esperar la ovulación. La conversión de una lectura negativa a positiva sugiere que la ovulación está a punto de ocurrir dentro de las siguientes 24-48 horas, dando así dos días para mantener relaciones sexuales con intención de concebir.

Como los espermatozoides pueden permanecer viables en la mujer durante varios días, estas pruebas no se recomiendan para prácticas anticonceptivas.

ENFERMEDADES ASOCIADAS A LA HORMONA LUTEINIZANTE


En niños con pubertad prematura pueden darse niveles de LH superiores a los normales para su edad. En mujeres con síndrome de ovario poliquístico también se observan niveles mayores de LH.

Hay enfermedades que pueden provocar un aumento en los niveles de LH debido a trastornos en la retroalimentación negativa entre las gónadas y el hipotálamo, lo que impide a la hipófisis frenar la producción de LH y FSH. Estos niveles elevados de LH pueden indicar trastornos como: menopausia prematura, castración, insuficiencia testicular, síndrome de ovario poliquístico, síndrome de Klinefelter, síndrome de Swyer, síndrome de Turner, etc.

También hay enfermedades provocadas por una secreción de LH inferior a lo normal (por ejemplo debido a insuficiencia gonadal). En hombres, se observa una producción insuficiente de espermatozoides. En mujeres, se manifiesta como amenorrea. Trastornos que causan niveles bajos de LH son: síndrome de Kallmann, represión hipotalámica, hipopituitarismo, trastornos alimenticios, hiperprolactinemia, deficiencia de gonadotropina y terapias de supresión gonadal.